lunes, 13 de agosto de 2012

Una de las características sobresalientes del mundo en el cual vivimos es la nueva moralidad. Los valores de familia, de relaciones de pareja y de crianza de los hijos han cambiado radicalmente en este mundo que se dice ser "moderno". Especialmente entre los jóvenes, la palabra "PUREZA" no es muy popular.

lunes, 30 de julio de 2012

imagenes

video





frases de la juventud

la Juventud Actual 


El  ingles Ronald Gibson, comenzó una conferencia sobre conflictos generacionales, citando cuatro frases: 


1. "Nuestra juventud gusta del lujo y es mal educada, no hace caso a las autoridades y no tiene el menor respeto por los de mayor edad. Nuestros hijos hoy son unos verdaderos tiranos. Ellos no se ponen de pie cuando una persona anciana entra. Responden a sus  y son simplemente malos." 

2. "Ya no tengo ninguna esperanza en el futuro de nuestro país si la juventud de hoy toma mañana el poder, porque esa juventud es insoportable, desenfrenada, simplemente horrible." 
3. "Nuestro  llegó a su punto crítico. Los hijos ya no escuchan a sus padres. El fin del mundo no puede estar muy lejos." 

4. "Esta juventud esta malograda hasta el fondo del corazón. Los jóvenes son malhechores y ociosos. Ellos jamás serán como la juventud de antes. La juventud de hoy no será capaz de mantener nuestra cultura.


Después de estas cuatro citas, quedó muy satisfecho con la aprobación, que los asistentes a la conferencia, daban a cada una de las frases dichas. 
Recién entonces reveló el origen de las frases mencionadas: 


La primera es de Sócrates (470-399 a.c.) 


La segunda es de Hesíodo (720 a.c.) 


La tercera es de un sacerdote del año 2.000 a.c. 


La cuarta estaba escrita en un vaso de arcilla descubierto en las ruinas de Babilonia (Actual Bagdad) y con más de 4.000 años de existencia. 

Padres y Madres de familia: 


RELÁJENSE PUES SIEMPRE FUE ASÍ...
 


La pregunta sobre la juventud y los valores morales es hoy un tema de gran actualidad, tal vez porque en las nuevas generaciones se muestran los primeros frutos de todo lo que nuestra civilización planta y cultiva. Superando así, por esta primera hipótesis, una lectura moralizante de la juventud, el tema nos remite a los factores múltiples que contribuyen a la formación de los valores morales y al desarrollo del comportamiento humano. De esta forma, analizar la crisis de los valores morales de la juventud será, en gran parte, analizar la crisis de los valores morales de nuestra sociedad en general.

1.- De la moral vigente a la crisis de valores
En las introducciones a los tratados de moral, frecuentemente se hace una distinción pertinente entre “moral” y “ética”. El término ética, de origen griego, comprende el estudio critico y propositivo del actuar humano en sus costumbres, actitudes y prácticas. Este concepto pasó al latín como moralia, usado por primera vez por Cicerón. Pero el término “moral”, sea como sustantivo, sea como adjetivo, llegó a nosotros con cierta ambigüedad. Pues se puede referir tanto al “conjunto de costumbres” dadas y establecidas en un grupo o sociedad como a los comportamientos concretos de las personas; como se puede decir respecto al aparato que estudia y propone críticamente el actuar humano en sus actitudes y prácticas. Sin perdernos en otras distinciones que pueden omitirse aquí, algunos pensadores llaman a la primera “moral vivida” y a la segunda “moral elaborada”[3].


La distinción entre moral ética nos ayuda a percibir que aquí se procesa una crisis de costumbres y comportamientos; esta crisis exige una evaluación crítico-propositiva. La moral vigente está en crisis. No se puede, sin embargo, pasar sumariamente de la crisis a una evaluación negativa. Una crisis también puede ser benéfica, y una juventud anterior a la “crisis de valores” no quiere necesariamente decir que es una juventud éticamente mejor. La inseguridad ante lo nuevo ayuda a ver los nuevos escenarios de una manera pesimista, mientras la seguridad de los valores establecidos lleva a añorar el pasado. Realmente una comparación del comportamiento ético del pasado y del presente será siempre difícil. Y además es, de poca utilidad, si se reduce a una mera comparación. 
LOS JOVENES DE HOY EN DIA
Es verdad que hoy en día la juventud está muy descontrolada debido a los cambios bruscos de la sociedad en la cual las cosas cambian continuamente sin darnos cuenta; nos vemos afectados por la incesante influencia   de la televisión, la música y el internet el cual aparte de ser innovador ha sido saboteado por los jóvenes haciendo mal uso de este, refugiándose en malas compañías y hasta en vicios. 
En nuestra adolescencia van surgiendo inquietudes hacia nosotros mismos, hacia la sociedad y hasta el qué dirán pues esta etapa de la vida puede resultar bastante difícil ya que somos considerados como inmaduros e irresponsables pero en verdad solo nos sentimos incomprendidos experimentamos sentimientos y emociones nuevas tratando de buscar   respuestas en lugares incorrectos donde solo salimos perjudicados ya que nunca medimos las consecuencias de nuestros actos. No sabemos manejar nuestras actitudes de estrés y ansiedad provocándonos cualidades destructivas.
El futuro no solo ha traído nuevas tecnologías si no también drogas, violencia y   promiscuidad sexual. Creemos que esta época tan avanzada es mejor que la de nuestros padres, que hemos vivido lo suficiente como para perderles el respeto pero en verdad carecemos de experiencia perdiendo así la moral.